jueves, diciembre 05, 2013

SUGERENCIAS SOBRE LA FORMACIÓN POSGRADO: A PROPÓSITO DE LOS CURSOS

No son nuevas nuestras cavilaciones sobre la formación disponible en el mercado cuando terminamos nuestros estudios oficiales y que nos habilitan para el ejercicio profesional. Hemos hablado sobre los matices y requerimientos que la diferencian en varias ocasiones. Ahora, inmersos de nuevo en un curso, recobramos alguna reflexión y aportamos nuevas.
En los últimos años, aunque nos parezca que hace más tiempo, han irrumpido nuevas formas de enseñanza en el ámbito de la educación formal que se han extendido a otros entornos educativos. La educación a distancia tiene ya una larga vida, pero nos referimos a la incorporacón de las tecnologías de información y comunicación (TIC) para facilitar el acceso a todo tipo de acciones formativas. Así, surgieron cursos con envío de temarios y evaluación a través de la red, campus, foros, recursos audiovisuales. Con esto estamos la mayoría, al menos de oídas, familiarizados. La incorporación de los cursos en línea masivos abiertos (COMA en su acrónimo castellano o MOOC, de Massive Open Online Courses, en inglés) ha supuesto un avance en la formación en general y en la formación a distancia en particular. La cuestión es para nosotros si no es hora de incorporar estos avances de manera determinante a la formación en la Fisioterapia.
Un comentario recurrente es que, a priori, la enseñanza de fisioterapia, dado su elevado componente práctico, no puede incluir formación a distancia. Pero parece obvio que hay una cantidad ingente y creciente de materia teórica susceptible de ser adquirida y/o recordada con los medios clásicos (libros, revistas, vídeos, audio) o a través de la red con sus múltiples recursos. Esto puede enriquecer y contribuir decididamente a una mejor formación práctica. Un curso al que estamos asistiendo nos ha hecho plantearnos cómo incorporar las TIC en el ámbito, también, de la formación en competencias no teóricas.



La clase expositiva, en la que el alumno atiende y recibe información de forma pasiva, sobre contenidos de distinta índole en la esfera de la Fisioterapia (anatomía, biomecánica, bioética, epidemiología, patología, o informática aplicada, por citar algunos), que comprenden la formación en competencias transversales y/o específicas no tienen que ser ni la primera ni la principal opción para transmitir estas materias. Al menos en la formación posgrado. Parece asumible contemplar la entrega o acceso previo como parte del curso de todo el material en formato de texto, audiovisual (podcast, vídeos, presentaciones) o por medio de enlaces a sitios web. También, por qué no, se puede incorporar material audiovisual con contenido práctico. Ello posibilita la preparación e incluso la práctica simulada y, en ocasiones, real con pacientes.
Es posible evaluar el conocimiento teórico del alumno en plataformas que alojan los cursos (Moodle, WebCT,…) y condicionar el acceso completo o parcial al resto de los mismos a la superación de las pruebas. También sería posible que el inicio de ciertos módulos prácticos presenciales tuviera esa misma condición, tanto si se ha seguido el contenido teórico en línea como si se pretende una evaluación con acceso libre. Esto evitaría la redundancia de contenidos y aprendizajes por los que el profesional ya ha sido evaluado en la formación de Grado o haya adquirido en formaciones posteriores.
Si  un curso no es gratuito, la formación en la red de contenidos teóricos evita desplazamientos y puede ahorrar parte del curso al alumno que supere las pruebas de acceso libre a la parte práctica del curso, cuando sea el caso.
Sin entrar en la calidad de la formación, pueden ponerse pegas a esta modalidad de formación en Fisioterapia. Pudiera pensarse en que se facilita la adquisición de conocimientos y destrezas reservadas legalmente al fisioterapeuta por parte de otros, es decir, el intrusismo. Sin embargo, la información está ya en libros, revistas, en  la red. No se puede impedir el acceso a ella y, en todo caso, ello no habilita para el ejercicio de los procedimientos propios de la Fisioterapia. De hecho, los cursos ya disponibles,  si pretenden ser serios, no han de entregar certificación alguna si no se acredita la titulación pertinente ni la formación por evaluación presencial.
Evidentemente esta nueva forma de enseñar y aprender supone un cambio de marco, una ruptura con la formación que la mayoría de nosotros hemos seguido. En los cursos se reitera lo supuestamente conocido por cualquier profesional. Si lo hemos olvidado debería ser nuestra responsabilidad reaprenderlo y, desde luego, nos parece mucho mejor que se nos brinde la oportunidad de no volver a cursar esos contenidos. Y con el consiguiente ahorro de coste en caso de no gratuidad. El tiempo empleado en una gran parte de la formación presencial que se imparte en fisioterapia se vería considerablemente reducido, centrándonos en la práctica, y con unos alumnos que tendrán o habrán adquirido (de forma autónoma o a través de los contenidos teóricos proporcionados previamente) la base necesaria para el seguimiento del curso.
El cambio de paradigma va a encontrar resistencias en un modelo que ha “engordado” la duración de los cursos de posgrado con las redundancias antes aludidas a cambio de un precio y un tiempo prescindibles. También va a exigir, si los administradores así lo piden, una preparación previa para poder acceder a los cursos, tanto teóricos como prácticos o mixtos. A cambio tendremos cursos de pago más asequibles, asistentes obligados a conocer el tema y a poseer conocimientos supuestos desde su titulación, y cursos que cumplan mucho mejor con su función, proporcionar conocimientos y habilidades.
En Fisioterapia hay múltiples ejemplos de formación en línea. Muchos adolecen de falta de control sobre el seguimiento efectivo o la titulación del alumnado. Son dificultades que sólo se podrán solventar con una evaluación presencial y acreditada. De lo que no hay precedentes, hasta donde nosotros sabemos, es de COMA específicos más que el proporcionado por fisioEducación sobre Terapia Miofascial. Sin duda es un hecho reseñable, del que cabría esperar una parte práctica para completar el aprendizaje y una evaluación presencial, a costa quizás de perder la condición de COMA, para adquirir las características que propicien la acreditación.
El camino se ha abierto. Creemos que el cambio de modelo de la formación posgrado debe evolucionar hacia unas formas más flexibles, más versátiles, más económicas y más eficientes. La formación a distancia está ya ahí, pero si queremos que sea de calidad a la vez que exigente es necesario afrontar responsabilidades y retos, tanto de instituciones formadoras, como de docentes y discentes. ¿Te apuntas a este curso?

III JORNADAS INTERHOSPITALARIAS DE FISIOTERAPIA

El once del once del once se celebraron las 1as Jornadas Interhospitalarias de Fisioterapia del Hospital Universitario de Fuenlabrada. Como parte de ellas hicimos difusión en esta bitácora en más de una ocasión. Celebramos por tercera vez y en años consecutivos una nueva edición. Quizás no pensamos llegar tan lejos pero aquí estamos otra vez. Y, como era de esperar, queremos hablar de ello.
Sería muy fácil caer en las loas o en el autoensalzamiento para alimentar nuestra vanidad. Más fácil  sería aún ser redundantes con lo dicho por nosotros o por otros (1) sobre las Jornadas de 2013 o las pasadas. Por ello vamos a hacer un breve repaso y nos centraremos en aquello que queremos destacar para que llegue a los lectores habituales o esporádicos de esta bitácora. Pero antes, una vez más, mostrar el agradecimiento a todos los que han hecho posible las Jornadas y pedir disculpas por los fallos que pudo haber.
Hubo mucho de donde comentar. Se habló de pelviperineología, de fisioterapia invasiva en la esfera pélvica, de fisioterapia respiratoria, de ecografía en fisioterapia, de creatividad…Pero sin duda una de las partes más animadas fue la ponencia (y debate posterior) con Manel Domingo Corchos, Decano del Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña. Nos habló del presente y del futuro de la Fisioterapia en España. Y su ponencia nos sirve de excusa para comentar algunos de los puntos de la misma. Varios de ellos han sido abordados en esta bitácora, por lo que nos atrevemos, modestia aparte, a referenciar las diferentes entradas en las que lo hicimos.
El númerus clausus (2) se hace necesario para terminar con la “burbuja formativa”. En pocos años se duplicará el número de fisioterapeutas en España. Y, como dijo Manel Domingo, las profesiones mueren por ser pocos o por ser muchos. Hay interés en mantener una oferta sin advertir del riesgo de una inversión con pocas posibilidades de retorno en forma de un trabajo bien retribuido y en mínimas condiciones laborales.
Pero además de ser muchos los que ingresan en las facultades y escuelas de Fisioterapia, la calidad de la formación es variada, y es cuestionable en el caso del Prácticum, o, como dijo Isabel Guijarro, la “educación clínica”. Nosotros hablamos de ello (3) en relación con otra ponencia, la de Tomás Gallego, en las 1as Jornadas Interhospitalarias. Parece que el “entorno académico” prepondera frente al “entorno clínico” y que no hay, precisamente, un exceso de celo en procurar unas prácticas que supongan la integración con lo aprendido en las aulas, la incorporación de los conocimientos derivados de la investigación o la adaptación del contexto del prácticum a la realidad laboral más probable y exigente (4).


La Fisioterapia, para ser verdaderamente “competitiva”, para desplegar sus posibilidades con la mejor solvencia, para garantizar resultados, requiere que sus profesionales tengan un conocimiento sólido, profundo y actualizado. Eso sólo lo garantiza la especialización (5). Las especialidades son una posibilidad que la ley reconoce. El camino lento hacia ellas parece inevitable y difícilmente negable. Enlazando con la ponencia de Vanesa González Bellido, Manel Domingo propuso como posibilidades más plausibles las parcelas con mayor grado de soporte científico, Fisioterapia respiratoria y Fisioterapia cardiaca.  También una especialidad de corte sociosanitario, que podría ser la Geriatría.
De la especialización oficial, vía Residencia, habría de derivarse un acceso sin intermediación de otro especialista médico entre el que deriva (médico de familia o de cualquier otra especialidad) y el fisioterapeuta. Y en todo caso, otros de los hitos del futuro de la Fisioterapia son el acceso libre o directo a la misma (6) como algo normalizado y la prescripción por médicos de cualquier especialidad (7). No hay ningún obstáculo legal para ello, a pesar de que muchos fisioterapeutas y estudiantes lo ven como algo “imaginario”. La supuesta necesidad o dependencia de la derivación por parte de una especialidad médica concreta, la Rehabilitación, no tiene sustento legislativo, pero tampoco necesidad práctica al amparo de las competencias que debe adquirir el graduado en Fisioterapia, y parece difícilmente sostenible en el contexto  posible de especialistas en Fisioterapia.
Otro aspecto muy relevante es también el establecimiento de un escalafón, o retribución diferenciada según una clasificación en base a unos criterios (antigüedad, docencia, investigación, publicaciones, etc.), similar al sistema “junior-senior” de otros países. En España se puede decir que la carrera profesional jugaría un papel en este sistema de ascensos aunque, como dijimos en su momento, no cumple su objetivo (8). Pese a este fracaso, no debemos renunciar a propiciar y proponer mejoras en el sistema para que cumpla el objetivo de incentivar el desarrollo profesional de verdad.
Finalmente, una reflexión más. La Fisioterapia es una ciencia. No cabe dudar sobre esto. Como tal abraza el método científico y lo adapta para lograr el conocimiento sobre su ámbito de actuación. Y debe guiarse por la práctica basada en pruebas (9). Debe cuestionar constantemente sus procedimientos y tratar de trasladar los descubrimientos a la clínica. Ello supone ser consciente de las limitaciones del método científico y también de las dificultades específicas que encuentra  la Fisioterapia. Pero también de que no vale todo bajo el pretexto de la supuesta validez empírica.
Eso es todo. Las Jornadas dieron para más y esta ha sido muestra aportación. El lector interesado puede consultar otros materiales de #JIF22N en www.jornadasdefisioterapia.info.
¿Nos vemos en las cuartas?
Referencias
1. García Fuentes, F. #JIF22N Jornadas de Fisioterapia (I). En Fisioactividad 23/11/2013. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://pakk23.wordpress.com/2013/11/23/jif22n-jornadas-de-fisioterapia-i/
2. González García, JA. El “númerus clausus” en las profesiones sanitarias. En Fisioterapia 31/10/2008. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2008/10/31/el-numerus-clausus-en-las-profesiones-sanitarias/
3. González García, JA. El prácticum como integración. En Fisioterapia 16/11/2011. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2011/11/16/el-practicum-como-integracion/
4. González García, JA. Reflexión sobre la docencia en la práctica clínica (I). En Fisioterapia 1/8/2008. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2008/08/01/reflexion-sobre-la-docencia-en-la-practica-clinica-i/
5. González García, JA. Las especialidades en Fisioterapia: una necesidad. En Fisioterapia 21/8/2008. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2008/04/21/las-especialidades-en-fisioterapia-una-necesidad/
6. González García, JA. Cumbre sobre el acceso directo a Fisioterapia. En Fisioterapia 8/10/2009. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2009/10/08/cumbre-sobre-el-acceso-directo-a-fisioterapia/
7. González García, JA. La prescripción de fisioterapia por médicos. En Fisioterapia 8/1/2009. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2009/01/08/la-prescripcion-de-fisioterapia-por-medicos/
8. González García, JA. Carrera profesional. En Fisioterapia 8/1/2009. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2006/12/05/carrera-profesional/
9. González García, JA. Crítica a la práctica no basada en pruebas. En Fisioterapia 24/4/2009. Acceso 25 de noviembre de 2013. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2009/03/24/critica-a-la-practica-no-basada-en-pruebas/